SLIDER

Bienvenido!
Este es un blog que pretende comentar todas las manifestaciones artísticas que me gustan y que pasan por mi vida: las artes plásticas, la danza, la música, la literatura, el cine, la televisión, y hasta la fotografía.
Bienvenidos a mi mundo. Espero que me visites de vez en cuando y me dejes tus comentarios.

Quebec: un pedacito de historia y de arte.



Hola ¿Qué tal?


El lunes 23 de mayo fue feriado aquí en Canadá así que decidimos pasar el día en una ciudad maravillosa: Quebec! Te invito a descubrir o redescubrir  esta ciudad con más de 400 años de historia.   



A tres horas de Montreal y ubicada  al centro de la provincia, Quebec es una ciudad que hay que visitar al menos una vez en la vida.  Fundada  el 3 de Julio de 1608 por Samuel de Champlain, la ciudad está rodeada de murallas que la protegen y que en la actualidad conservan sus  entradas. El gran Castillo Frontenac (Château Frontenac) está ubicado en la cima de la ciudad donde se contempla la inmensidad del río San Lorenzo junto con los puentes que la comunican y las murallas que la rodean. Las historia de la ciudad está muy vinculada a  la historia de los francófonos en Canadá. Se contemplan muros de piedras, cañones en puntos estratégicos, fuertes e iglesias.  No en vano Quebec es la capital de la provincia y centro neurálgico de la política provincial. 



El Château Frontenac es hoy en día un hotel de la cadena de hoteles  Fairmont. 

Lo que más me encanta de esta ciudad es que ella no se queda en sus años gloriosos de historia y conquista. Los quebequenses han sabido actualizar la  ciudad para que sea atractiva a todo visitante dependiendo de sus gustos. En cada esquina, un músico te ofrece variedad de estilos con trompetas, guitarras o handpan. Esculturas modernas están en cada esquina de las empinadas callejuelas y el verde de la ciudad permite hacer un picnic hasta en la cima de  de sus muros.  En la noche, sus calles y plazas están  muy bien iluminadas dándole un toque mágico a la ciudad.



Como el día estaba tan bonito: soleado y caluroso,  nosotros decidimos hacer nuestro particular picnic en una plaza de la zona peatonal, en la rue de Petit Champlain. Un artista de origen chileno, David Ugalde, tocaba el arpa ofreciéndonos un concierto inigualable. 

Para visitar Quebec tienes que estar preparado para caminar, subiendo y bajando todo tipo de colinas. Las calles son empedradas y muy desiguales. Cada esquina te ofrece una sorpresa para ver o degustar. Considero que los precios de la comida y de los hoteles son muy razonables considerando la cantidad de turistas que la pueden llegar a visitar. Creo que todavía sigue siendo un secreto bien guardado y una joya que los quebequenses cuidan y disfrutan en cada estación del año. 

Recuerdo hace unos años cuando la visité en invierno y también tenía un encanto muy particular. Con su "Carnaval de Invierno", la ciudad se transforma en un lugar lleno de esculturas de hielo, pistas de nieve para deslizarse con cauchos gigantes, y personas disfrazadas como los antiguos pobladores de la "nouvelle France."


Si decides venir a pasar unos días en esta bella ciudad no puedes dejar de visitar los museos y los   sitios históricos. Yo te recomiendo  La Citadelle de Quebec, el museo de la civilización, y por supuesto, el Museo Nacional de Bellas Artes de Quebec (MNBAQ). 

Para terminar te comento que probablemente me pasaré por su "Festival de verano". Este año, entre el 7 y el 17 de julio, la ciudad nos ofrece conciertos al aire libre con grandes artistas como Sting y Peter Gabriel, Red Hot Chilli Pepper, Selena Gomez, Duran Duran, Coeur de Pirate, Flo rida, The Lumineers, Sheryl Crowl, y pare de contar! Lo mejor de este festival es su precio. Para la cantidad de artistas que se presentan y la cantidad de conciertos que ofrecen, su billete es BASTANTE razonable y te permite acceder al festival durante toda la semana. Te dejo el vínculo para que conozcas los detalles.


Nosotros terminamos nuestra visita en un parque de patinetas (skateboard) gracias a una de mis hijas. El parque Victoria ofrece muchas pistas para practicar este deporte. Mi hija se decantó por la piscina. Asustada por lo profundo de sus bajadas, los otros patinadores la ayudaron a atreverse y disfrutar de la tarde. Sí! Por ser una ciudad pequeña, los habitantes de Quebec son sumamente simpáticos y hospitalarios.

Mil gracias por leerme una semana más! 










4 comentarios

  1. Como siempre, me encanta viajar a tu lado!! Gracias por hacernos disfrutar con tus escapadas!! Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola! Siempre busco lugares interesantes para compartir.

      Eliminar
  2. Parece una preciosa ciudad para visitar, con un montón de alternativas, besitos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Anabel! Es una joya pequeñita y llena de sorpresas.

      Eliminar

© ARTEando
Maira Gall